viernes, 16 de junio de 2017

Treguas



Las que tuvimos hambre de signos,

ansia de tinta, afán en las letras

carencias básicas de papel y tinta,

restringidas fueron nuestras metas.

Un insaciable apetito…

glotonas de bibliotecas.

Apetencia, inquietud y ensueño

contrarrestan con voraces treguas.






©Pilar Contreras Moreno










3 comentarios:

  1. Pero a pesar de todo, aquí seguimos, pluma en ristre, intentanto dejar testimonio de nuestras inquietudes, unas veces lo conseguimos y otras no, pero lo seguimos intentando y nunca volveremos a tener hambre de letras.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. De la ansiedad por saber tambien vienen las treguas para calmarla.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Saludos Pilar
    Creo que las ansias de otras lecturas justifican las treguas. Hay que darse un plante y luego otro impulso. Siempre regresaremos.
    Abrazos y feliz verano.

    ResponderEliminar