sábado, 14 de enero de 2012

LUGARES



Nací un blanco
y frío día de Noviembre,
donde las esquinas hablan
y los tambores duermen.
Desordenados acordes
danzan en la memoria,
entre notas invisibles
escritas en papel de sueño.
Germinados espacios,
marcan las páginas del tiempo
con adversos contenidos,
peinados por los vientos.
Lugares vestidos...
con traje nuevo de domingo,
acicalando silencios
de instantes perdidos.
Cálidas manos costureras
zurcían los lamentos,
hilvanando con magia
futuras palabras de espera.
Libélulas nocturnas
alumbraban sus callejuelas,
con lívidos sonidos,
perfilando las estrellas.
Angostos lugares...
de quimeras dormidas;
tras el reflejo de sus cristales,
fragmentos rotos de fantasía.



Pilar Contreras Moreno


1 comentario:

  1. Otro buen poema, Pilar. ¡Felicidades! Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar