sábado, 7 de enero de 2017

Avatares

Percibo claramente un sonido,
pesados metales se acercan
con recios eslabones fundidos.

Cadenas de acero que arrastran
avatares lejanos dormidos.

Sonidos plomizos, ácidos y rebeldes
presagian un óxido corruptivo.



©Pilar Contreras Moreno


12 comentarios:

  1. Duros tus versos, Pilar.
    Feliz Año Nuevo
    Fina

    ResponderEliminar
  2. Sí Fina, la vida conlleva constantes y duros cambios.
    Abrazos inmensos y Feliz Año.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, comenzamos el año con malos presagios
    Lo encuentro bastante lógico con las señales e indicios que tenemos
    Yo te deseo lo mejor para este año que ya comenzó su andadura
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Palabras simplemente palabras...jejeje

    Gracias Mela, los mismos buenos deseos para ti.
    Feliz Año y feliz de semana.

    ResponderEliminar
  5. Letras que claman en voz alta, habra que tratar de suavizar el óxsido, para que no sea dañino.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que intentarlo...
      Gracias Ambar un beso.

      Eliminar
  6. A veces llevamos con nosotros pesadas cargas que si no se desprenden al final no pueden hacer zozobran en un mar de sentimientos duros y difíciles.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más razón que un santo!!! Muchas veces cargas innecesarias.
      Un abrazo querida Montse

      Eliminar
  7. Qué precioso Pila, me ha llegado al alma.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro enormemente!!!
      Y muchísimas gracias por dejar dicho enlace en twitter.
      Un abrazote

      Eliminar
  8. Pilar, tu poema es una clara metáfora de nuestro mundo...Nos duele ese clamor de guerras, refugiados,atentados y malas noticias, que nos arrastran a la deriva...Ojalá llenemos el aire de energía positiva y elevemos al universo nuestros buenos deseos para que que todo cambie...
    Que tengas un buen año junto a los tuyos y sigamos compartiendo letras, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. ¿Quién no ha arastrado alguna vez en su vida una pesada cadena?
    Pero así son las cosas, vienen como vienen, son esos avatares de los que hablas.
    Besos

    ResponderEliminar